CAMBIO TRAMO ETARIO

Cuando un afiliado inscribe por primera vez a su hijo, la isapre multiplica el precio base del plan por el “Factor de Riesgo”, que para un recién nacido, independiente del sexo va de 1,4 a 2, dependiendo de la aseguradora.
Lo mismo ocurre con las mujeres en edad fértil (hasta los 40 años cumplidos) se les aplica una tabla que aumenta considerablemente el valor a pagar mensualmente. También puede ocurrir en el caso de hombre, dependiendo de su edad.

Pues bien, La mantención del factor de riesgo fijado en las tablas para el tramo etario anterior, es contrario a la Constitución.

HIJOS QUE CUMPLEN 2 AÑOS DE EDAD.-

La Superintendencia de Salud ha resuelto que las Isapres ajusten el valor que pagan sus hijos, cuando cumplen 2 años de edad, ordenando a las Isapres a bajar el precio, “incluso en forma retroactiva”, manteniendo obviamente los mismos beneficios y devolviendo todo lo cobrado en exceso, según los años en que se cobró demás.
Un ejemplo de lo que esto representa sería el caso de un afiliado de 30 años de edad con un niño menor de 2 años que paga mensualmente un promedio de $ 150.000. Si a ese mismo afiliado, al cumplir su hijo los 2 años de edad, se le dejara de aplicar la famosa tabla por Factor de Riesgo, pasaría a pagar aproximadamente $ 106.000, con un ahorro anual cercano a los $ 600.000. En el caso de los hombre entre los dos a cinco años tienen un valor y después entre los 5 y los 10 años el valor baja, según tabla y plan individual, por lo que hay que estar atento cuando uno o sus cargar cambian de edad.

MUJERES MAYORES DE 40 AÑOS.-

Lo mismo ocurre con las mujeres al cumplir los 40 años de edad, si se les dejara de aplicar el recargo por la aplicación de la tabla por Factor de Riesgo, su pago mensual disminuiría considerablemente.

Pero además existe un beneficio adicional, cuya cuantía es variable en cada caso: El reclamo en ambos casos se puede hacer por todos los años en que se ha estado pagando en exceso, es decir por hijos de 5, 8, 10 años, etc. y en el caso de las mujeres, cuando han cumplido 45, 50 o más años y los montos a percibir son sumas a veces considerables.